5 enfermedades de los gatos

Actualmente existen muchas enfermedades de los gatos, pero algunas son bastante comunes. Varios de estas enfermedades tienen cura.

Si quieres conocer cuáles son las enfermedades más comunes en los felinos y cómo tratarla te invito a leer este post hasta el final.

Enfermedades gatunas comunes

Es momento de conocer las enfermedades más comunes en los gatos. ¡Empecemos!

Acné del gato

Un gato con acné tiene síntomas en la barbilla y en el labio inferior debido a la inflamación de las glándulas sebáceas. Se pueden observar puntos negros y pequeñas costras que después se convierten en grandes, edemas y fístulas más o menos graves.

\"\"

El acné felino está relativamente bien tratado, pero una vez que un animal lo tiene, puede volver a desarrollarlo varias veces a lo largo de su vida. Aunque es difícil identificar su origen, el contacto con el plástico parece ser un factor que contribuye a los gatos más sensibles.

Como resultado, muchos veterinarios desaconsejan los cuencos de plástico y, en cambio, recomiendan vidrio, cerámica o acero inoxidable.

Borreliosis o enfermedad de Lyme

Más rara en gatos que en perros, la enfermedad de Lyme, conocida científicamente como borreliosis, se transmite por picaduras de garrapatas infestadas con las bacterias responsables de esta patología.

No debe pasarse por alto la borreliosis y revisar periódicamente el pelaje del gato para detectar posibles garrapatas, sobre todo si tiene acceso frecuente al exterior. Cualquier picadura de garrapatas debería requerir la eliminación inmediata con un extractor de garrapatas (Nunca con pinzas) y una desinfección local con un antiséptico.

Por lo general, si la garrapata se elimina en 24 horas, el riesgo es casi nulo, siempre que se elimine correctamente para que no libere bacterias en el cuerpo de su huésped.

Los primeros signos de borreliosis aparecen entre 2 y 3 meses después de la picadura. El gato se muestra cansado, pierde el apetito y tiene fiebre más o menos fuerte.

Es imprescindible un tratamiento rápido con antibióticos, de lo contrario, la inflamación puede provocar rigidez y parálisis muscular. En casos graves, la enfermedad puede extenderse a los riñones o al corazón y empeorar significativamente la salud del gato, incluso provocar la muerte.

Clamidia

En su forma felina, la clamidia es causada por la presencia de la bacteria chlamydophila felis. Los gatos que viven en comunidades son los más afectados, porque se transmite fácilmente por contacto con las secreciones oculares y nasales.

El gato enfermo sufre conjuntivitis, secreción nasal, estornudos y tos con frecuencia. Sus párpados pueden estar hinchados y rojos.

\"\"

Cuanto más se debilita el sistema inmunitario del gato, más importante y grave es la clamidia. Puede extenderse a los pulmones y provocar complicaciones graves. También se produce con frecuencia como consecuencia de un resfriado común no tratado o tratado de forma inadecuada y puede transmitirse a humanos con un sistema inmunitario debilitado.

Para prevenir la clamidia, la vacunación sigue siendo la solución más eficaz.

El coriza

También conocida como gripe del gato. El coriza es una enfermedad felina muy extendida, sobre todo por su gran contagiosidad. El animal afectado tiene fiebre y secreción de la nariz y de los ojos, a menudo estornuda, como un fuerte resfriado.

Sin atención rápida, la enfermedad se extiende y empeora, provocando úlceras bucales, problemas respiratorios y daños pulmonares.

Es importante consultar rápidamente al veterinario para establecer un tratamiento adecuado, porque es de larga duración y el estado de salud del animal se deteriora muy rápidamente.

Una vez infectado, el gato sigue siendo portador del virus durante toda su vida. Puede infectar a otros gatos incluso sin mostrar síntomas y puede desarrollar recurrencias en cualquier momento. Sin embargo, es posible prevenir la enfermedad haciendo vacunar al gato cada año contra el coriza.

Leucemia viral felina

La leucemia viral felina es una infección grave que provoca una variedad de condiciones que conducen a la debilitación del animal y, en el 90% de los casos, a la muerte en pocos meses o años. No debe tomarse a la ligera, ya que no hay tratamiento para curarlo.

Esta enfermedad causa diversas afecciones secundarias, como cáncer e inmunodeficiencia severa. El gato está cansado, abatido, tiene fiebre, diarrea, secreción de la nariz y de los ojos.

Además, el animal pierde el apetito, se hace más delgado y está anémico. También puede desarrollar trastornos neurológicos.

Deja un comentario

Carrito de compra

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar, acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Ir arriba